jueves, 13 de enero de 2011

Sentir la Historia

Contaba el inigualable periodista Tiziano Terzani [ya he hablado de él varias veces por aquí] que, a lo largo de su amplísima carrera como reportero en Asia, había sentido la Historia en varias ocasiones. Consiste, básicamente, en asistir a un acontecimiento histórico de repercusión mundial y, a la vez, ser consciente de su importancia. Recuerdo que lo menciona en El fin es mi principio al hablar de la liberación de Saigón, de la llegada de los comunistas, la unificación del país y, con ello, el final de la Guerra de Vietnam.

En lo poco que llevo vivido he tenido varias oportunidades de sentirlo, aunque no todas de manera presencial. La televisión en directo ha tenido mucho que ver en esto. A saber: la caída del Muro, cuando contaba 6 años. Muchos años más tarde, veíamos por la tele el 11-S. Recuerdo que mi hermana se echaba las manos a la cabeza, mientras mi padre no dejaba de repetir "la que se va a armar". Ellos, en aquel momento, y a pesar de encontrarse en el extremo opuesto del Atlántico, sintieron la Historia.

Más adelante, ya sí, fui consciente de otros acontecimientos: el 11 de marzo de 2004 estaba en Madrid, estuve en Pekín durante los Juegos Olímpicos de 2008 -en lo que muchos consideraban la presentación en sociedad (internacional) de la nueva China-, estaba en Johannesburgo en el primer mundial de fútbol en suelo africano y el primero que ganó mi país... Pero no considero -aún quizá sea pronto para saberlo- que sean acontecimientos que viraran los designios del planeta.

El haber estado en Sudán del Sur durante el inicio del referéndum secesionista quizá haya sido el momento en el que más he percibido que pasaba algo grande...

El historiador austríaco Stefan Zweig, en una de sus obras maestras, Momentos estelares de la Humanidad [altamente recomendable], destaca catorce situaciones que fueron punto de inflexión histórica. El asesinato de Cicerón, la toma de Constantinopla, el descubrimiento del océano Pacífico, la composición de El Mesías de Haendel, la composición de La Marsellesa, la batalla de Waterloo...

Pero Zweig murió en 1942. Mientras leía el libro me preguntaba cuáles serían los momentos históricos que habría reseñado desde entonces, de haber vivido hasta nuestros días. Ahí va mi lista:

1- La primera detonación de la bomba atómica y el fin de la Segunda Guerra Mundial (1945).
2- La muerte de Ghandi y la unificación de la India (1947-48).
3- La Revolución Comunista en China (1949).
4- The Beatles edita su primer disco, Please Please Me (1963).
5- La llegada del hombre a la Luna (1969).
6- La caída de Saigón y el fin de la Guerra de Vietnam (1975).
7- La Revolución Islámica (1979).
8- El asesinato de John Lennon (1980).
9- La primera temporada de Michael Jordan en la NBA (1984. Inicio del deporte espectáculo).
10- La Mano de Dios de Maradona (1986. Internacionalización del deporte espectáculo).
11- La Caída del Muro de Berlín (1989).
12- La invención de Internet (entre 1989 y 1991, no lo tengo claro).
13- El 11-S (2001).

La lista -seguro- está incompleta. Toda sugerencia es bienvenida...

3 comentarios:

Marta dijo...

Yo también tuve la sensación de estar viviendo la historia con el 11S y con el 11M

Me recuerda a un libro muy chulo que se llama "Fotos que cambiaron el mundo" http://www.digitaljournalist.org/issue0309/lm01.html

dudo dijo...

Recuerdo especialmente los bombardeos en directo de Irak por parte de USA. Aquellas imágenes verdes, que me parecieron terroríficas. Yo estaba en primero de carrera, en la residencia de estudiantes había gente que decía que bah, que no era para tanto, que seguro que habían desalojado a la gente antes de bombardear... en fin.

Javi dijo...

Al hilo de esta historia...

http://historiasconhistoria.es/2009/07/13/10-acontecimientos-que-cambiaron-la-historia.php